Entradas populares

viernes, 13 de mayo de 2011

TECNOÉTICA

Tecnoética



Introducción:

La tecnoética estudia la relación tecnología – mente.

Es una convergencia de las pautas de aplicación de la tecnología y la capacidad de ser conciente de esta aplicación para un uso productivamente benéfico en el contexto social, tratando de valorar las consignas morales y éticas de la tecnología, sea ya a nivel investigativo o simplemente a nivel cotidiano, en las actitudes frente a las posibilidades múltiples de trabajo y esparcimiento.

En la tenoética se encuentran el mundo del pensamiento científico-tecnológico con el mundo de la epistemología.

El pensamiento tecnológico evalúa un conjunto de acciones mentales que articulan, resignifican y modifican los saberes tecnológicos preexistentes o generan nuevos saberes, cuyo sustento se fundamenta en la comprobación científica real y evidente, siendo su objetivo, solucionar problemas y necesidades en un ámbito determinado. El pensamiento tecnológico es la resultante de la aplicación efectiva de conceptos, procesos, procedimientos y técnicas que se transmutan en la materialización y construcción del mismo.

Por su parte, la epistemología, siendo un área de la filosofía, tiene por objetivo abordar el conocimiento científico como elemento investigativo, desde un ángulo histórico, sociológico, psicológico, evaluando los desarrollos, cambios y evoluciones del pensamiento científico y las teorías científicas; observa asimismo, conceptos, hipótesis y modelos y sus relaciones con la realidad; se interroga acerca de la formulación y el uso del método científico, los razonamientos para arribar a determinadas conclusiones y sus implicancias desde los diferentes modelos de ciencia y modelos metodológicos.

Articulando entonces, el pensamiento tecnológico con la epistemología, arribamos a la filosofía de la tecnología, un espacio de reflexión sobre la sensibilidad social frente al avance tecnológico; los cambios que se van produciendo por la instauración paulatina, contundente e irreversible de nuevos y novedosos elementos de transformación de la realidad, analizando sus valoraciones éticas, económicas, socioculturales y políticas y los condicionamientos e imposiciones de un modelo de desarrollo de interés colectivo.

Justificación

En la medida que avanza la técnica y su usufructo se masifica, los jóvenes se adaptan, por su flexibilidad natural a los cambios, a nuevas formas de comunicación y creatividad.

Esta adaptabilidad y naturalización frente a las innovaciones tecnológicas, deberá ir acompañada de una manipulación prudente y discreta de los nuevos aparatos de esparcimiento o trabajo.

Al mismo tiempo, los adultos hemos entrado en un camino similar, pero con una mirada más crítica; nuestra adaptación es a veces más lenta en comparación con los progresos tecnológicos y, a mayor edad, mayores posibilidades de quedar rezagado frente a los cambios fundamentales especializados y ejercer, por ignorancia, desconocimiento, negación a más cambios, aturdimiento y confusión, una crítica destructiva inútil, en la que se trata de justificar el propio atraso tecnológico mediante moralinas pertenecientes al siglo XIX, imposibles de intentar poner en práctica hoy, no porque nuestro contexto social esté ya perdido, sino porque los valores, virtudes, usos, costumbres, paradigmas, formas de pensamiento y hasta las formulaciones espirituales, son concluyentemente diferentes.

¿Desde qué paradigma trabajar para lograr un enfoque eficiente y sustentable  en la Tecnoética? – El Paradigma Interpretativo se ajusta a estos requerimientos por centralizarse en el estudio fenomenológico de los significados de los actos humanos y su interrelación social. Las ideas de explicación, motivación y significado aportan dinamismo a la hora de analizar la realidad externa e interna del sujeto, porque el sujeto no es un objeto de observación sino, muy por el contrario, una identidad viviente, pensante, actuante, en íntima relación consigo mismo y con las alteridades. Entonces, la medición meramente cuantitativa, da lugar aquí a una percepción e interpretación de las realidades que mutan constantemente, amenizan, congenian y entran en conflicto entre sí desde una configuración transformadora e interactiva.


Escenario Preexistente

Asignaturas:

  • Informática
  • Filosofía
  • Epistemología
  • Historia
  • Lengua

Destinatarios

  • Estudiantes de escuelas secundarias y últimos años de las escuelas primarias;

  • Estudiantes universitarios;

  • Público en general.

Marco Conceptual

Imagen Conceptual: marco socio-, económico-, cultural-, legal-, mediático-tecnológico.

Instancias de valoración: credibilidad, diálogo, imagen, información, participación, pertenencia, liderazgo, reputación, interrogantes.

Evaluación de expectativas:

  • reconocimiento social, confianza en sí mismo, satisfacción, identificación etárea, corporativismo, expresión organizativa, protagonismo, interculturalidad; diversidad;

  • orgullo, autorreconocimiento, apreciación de la propia imagen; egotismo; egocentrismo;

  • agresión, desmerecimiento, discriminación, comportamiento y componentes de altos contenidos sexuales; denigración; xenofobia, cosificación;
  
Principio Dialógico: ¿Qué es correcto / incorrecto? ; ¿Qué es trascendente / intrascendente? ; ¿Qué es significativo / insignificante? ¿Qué es constructivo / destructivo? ¿Qué es lo público / lo privado? 




2 comentarios:

  1. Buen aporte pero deberias poner la bibliografia

    ResponderEliminar
  2. bueno pero es mejor también pones la fuente de información para si forzar lo escrito

    ResponderEliminar